Del travelschooling a la escuela a los 16

Share

Conocí a Pampa en la panza de su mamá, Candelaria, en las ruinas mayas de Palenque. Mi novio y yo estábamos terminando un viaje de un año por Latinoamérica; ella y su marido, Herman, viajaron 18 años más y tuvieron 4 hijos. Esa día compartimos unas bananas, varias anécdotas viajeras y nos despedimos. Hoy Pampa tiene 16 años y entró a la escuela por primera vez.

Los Zapp recorrieron todos los continentes, escribieron un libro que se tradujo a varios idiomas, hicieron artesanías y encendieron la chispa viajera de muchas personas que fueron conociendo por el mundo. Ninguno de sus hijos fue a la escuela, aunque todos hacen el programa de educación a distancia argentino (SEAD). Una plataforma virtual específica para los argentinos que viven temporalmente fuera del país.

Más tarde me encontré con ellos en uno de sus viajes a la Argentina para visitar a los parientes. Me acuerdo de haberles hecho la misma pregunta pesada que escuchaban siempre: ¿y cuándo van a parar? Del mismo tenor de las que nos hacen a los que educamos sin escuela: muy difícil de contestar y transferir al que no ha experimentado esas decisiones que siguen siendo exóticas para la mayoría.

Pero los Zapp seguían sin intenciones de volver: viajar era ahora una forma de vida, un estilo de crianza, un trabajo full time y la escuela de vida más fabulosa. Pero sí recuerdo muy bien que en ese momento Cande me respondió que parar era una posibilidad si los hijos lo necesitaban.

El año pasado Pampa pidió probar algo nuevo. Volvió al barrio de la casa familiar y se anotó en la escuela por primera vez en su vida. Porque quiso. En estos días la familia publicó un video dónde cuentan cómo viven todos esta decisión. “Cuando acompañé a Pampa a la escuela sentí por primera vez eso que a la mayoría de las madres les pasa cuando dejan a sus hijos de 4 en el jardín”, describe Cande emocionada.

Hay muchas familias que educan en viaje, pero los Zapp han batido todos los récords. Escuchen directamente el relato de ellos en este video que llamaron: “Viajé toda mi vida y ahora vivo una vida ´normal¨.

Texto: Dolores Bulit

Fotos y video: Familia Zapp

Dolores Bulit

Nací en la Ciudad de Buenos Aires en 1972. Mi educación formal ocurrió en el jardín Casa de los Niños fundado por Elena Frondizi, la Escuela Normal Nacional en Lenguas Vivas “John F. Kennedy” y la Carrera de Comunicación Social de la Universidad de Buenos Aires. Mi educación no formal se amasó en una familia numerosa, presente, matriarcal en medio del patriarcado, de clase media profesional. Sin presiones curriculares o extracurriculares, con mucho tiempo y enorme oportunidad para el juego libre en la ciudad y en el campo. También me eduqué en mis empleos y en mis viajes, en mi pareja y con mi maternidad, con todas las personas que pasan por mi vida y a través de mi experiencia más reciente y transformadora con la gestación de Tierra Fértil, un espacio de aprendizaje basado en el juego y la autogestión con 8 años de historia.

Tambien puede interesarte...

1 Respuesta

  1. Maureen dice:

    Excelente el proyecto gratuito de enseñanza ágil,ojalá se multipliquen!
    Q satisfacción sentirán los Zaap ,otra familia q atraviesa felizmente el tránsito de educación alternativa a una escuela común! Y con q alegría se integró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *