Educación+autogestión: como antes, como siempre

Share

Hace 5 años que escuelas y proyectos educativos, madres, padres y educadores inquietos se encuentran en algún punto de Argentina para compartir experiencias, dudas y certezas. Este año más de 200 personas viajaron a Resistencia, Chaco, con la escuela pública de gestión social “Héroes Latinoamericanos” como anfitrión del 8o. Encuentro Plural de Educaciones Posibles (EPEP).

Con los años, para incluir también a la educación no formal y a la desescolarización, la E de EPEP pasó de ser Escuela a Educación, y la P de Provincial (porque los primeros encuentros fueron en Buenos Aires) a ser la P de Plural. La iniciativa fue de la Escuela Libre de Chascomús, que en 2014 alojó al primero en un esfuerzo conjunto con Chascomús Orgánico, Unicult y La Usina Cultura, de esa localidad bonaerense, y de REEVO, la red de alternativas en educación que continuó lo que el documental “La Educación Prohibida” generó en 2012, el año de su explosivo estreno online.

La clave de estos encuentros es la autogestión. Porque más allá de las diferencias pedagógicas, sociales o políticas, la meta de administrarnos de la forma más autónoma y democrática es común. Se trata de tomar la educación por mano propia, como fue siempre. Porque nacemos y morimos aprendiendo, fuera o dentro de las instituciones que vamos creando con ese supuesto fin a lo largo de nuestra historia.

Este año no estuve, así que no puedo contarles de primera mano. Sin embargo, fue el EPEP con más participación de Tierra Fértil, el espacio de aprendizaje y juego del que formamos parte como familia. ¡Bravo!

La dinámica suele ser así: el primer día los que van llegando proponen círculos de conversación y anotan el tema en papeles que se van pegando en una pared hasta completar la agenda para los tres días de encuentro. Hay actividades en simultáneo y cada cual elige. El registro con imágenes, texto o video también es colaborativo, igual que la preparación de las comidas o las tareas de limpieza y cuidado.

Estas fueron algunas de las propuestas de este año: “Educación wichi: escuela sin paredes”; “Educación emocional”; “Herramientas bioconcientes, familia y nuevos paradigmas”; “Terapia entre proyectos”; “Ronda de madres cuidadoras QOM“; “Tejiendo redes, nacionales y regionales”; “Infancias trans: la experiencia del Bachillerato Popular Mocha Cellis”; “¿Se puede deconstruir la educación del patriarcado?”; “Educación, géneros y disidencia sexual: taller de aplicación de la ESI”.

Y claro, las conversaciones informales son tan ricas como las organizadas. Hubo venta de libros, talleres de danza y movimiento, de instrumentos con tacuara, cine, juegos nocturnos para chicos y chicas, intercambio de semillas.

Se presentaron dos libros. “Hacia una educación para el buen vivir” (Patricia Weissmann compiladora, Editorial Maipue, Mara del Plata, Argentina) es la segunda parte del libro presentado en el encuentro anterior, producido por la Facultad de Humanidades de la Universidad de Mar del Plata, con la colaboración de proyectos y personas que son viajeros frecuentes de los EPEPs.

El otro libro es también una compilación, pero de historias de familias que educan sin escuela. “Más allá de la escuela. Historias de aprendizaje libre” fue pre-financiado mediante crowfounding y es la primera iniciativa de este tipo,  impulsada por Constanza Monie y Cesilia Roja. Cuando los lea, les cuento. Pueden conseguirlo acá.

En esos días chaqueños también aprovechó para reunirse la Segunda Mesa Nacional de Trabajo de Educación de Gestión Social y Cooperativa, que emitió dos declaraciones. La de Chaco apoya el proyecto de ley presentado en la Legislatura local para regular a las escuelas de esa provincia. La de Santa Cruz, por su parte, rechaza la Resolución 1263/18 del Consejo Provincial de Educación de Santa Cruz, por “atentar contra la continuidad” de la “Escuelita del Río” de la localidad Comandante Luis Piedrabuena.

Ambas declaraciones llevan la firma de 17 espacios educativos integrantes del Movimiento Nacional por la Educación de Gestión Social y Cooperativa y la adhesión de tres organizaciones: la Red de Educación Transformadora de Uruguay (integrado por más de 30 proyectos educativos), REEVO (Red de Educación Alternativa) y C.A.D.E. (Campaña Argentina por el Derecho a la Educación).

Al final de cada EPEP, cuando se van intercambiando los últimos datos, apagando los fogones y desarmando las carpas, se decide en plenario el lugar para el encuentro siguiente. Y ahí aparecen los valientes: para el 2019 el lugar es Mar del Plata.

 

 

Imágenes: asistentes al EPEP.

Dolores Bulit

Nací en la Ciudad de Buenos Aires en 1972. Mi educación formal ocurrió en el jardín Casa de los Niños fundado por Elena Frondizi, la Escuela Normal Nacional en Lenguas Vivas “John F. Kennedy” y la Carrera de Comunicación Social de la Universidad de Buenos Aires. Mi educación no formal se amasó en una familia numerosa, presente, matriarcal en medio del patriarcado, de clase media profesional. Sin presiones curriculares o extracurriculares, con mucho tiempo y enorme oportunidad para el juego libre en la ciudad y en el campo. También me eduqué en mis empleos y en mis viajes, en mi pareja y con mi maternidad, con todas las personas que pasan por mi vida y a través de mi experiencia más reciente y transformadora con la gestación de Tierra Fértil, un espacio de aprendizaje basado en el juego y la autogestión con 8 años de historia.

Tambien puede interesarte...

1 Respuesta

  1. 28 julio, 2018

    […] El trabajo en red ha demostrado ser muy efectivo hasta ahora y se profundiza (más información en este post). Toda la comunidad de la Escuelita del Río, por ejemplo, ya está trabajando con otros proyectos, […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *